BIENVENIDA

martes, 28 de octubre de 2008

Mundos para / lelos

Hace casi 16 años atrás, subí al avión que me llevaría a reencontrarme con mi marido -ex ahora-, luego de una beca que tuvo en México por 3 meses y culminaba en N.Y., lugar este último donde nos encontraríamos. Yo no hablaba un pomo de inglés casi y el poco, era malísimo. Todo esto porque en el viaje de aquí a Bs.As. no hubo drama alguno, pero en Ezeiza se sube una china, con una gripe de los mil demonios que se sienta justo a mi lado -me tocó ventanilla- y dale que te pego con el estornudo, la tos, en fin¡¡¡ una peste. Yo que me quería levantar para ir al baño y la mujer que me hablaba en "chino básico" -literal- mezclado con inglés, enojada por mi pasaje delante de ella -pensaría que yo usaría una chata?- para poder acceder al dichoso baño. El avión iba repleto y no había un sólo lugar libre para cambiarnos. Quiso la suerte que a Alvaro Carbone le tocara la misma fila que a mí y me pudo salvar de aquél lío, mediando entre intérprete, enfermero y conciliador.- Si bien el tema del idioma influyó para que no nos entendiésemos, el estado gripal calamitoso de la mujer fomentó aún mas aquella situación tan incómoda, hasta que llegamos finalmente a N.Y.
Si traigo a cuento esto es porque existen situaciones donde, por razones de lenguaje, de enfermedad o meramente circunstanciales como las que narré, a los seres humanos nos cuesta encontrar un modo de entablar un diálogo coherente y llegar a una solución ante un problema: la otra hablaba chino, yo spaninglish, ella estornudos y mocos mediante, yo que no quería contagiarme -y me enfermé 3 días después en N.Y. y estuve en cama, tomando antibióticos, china de miércoles¡¡¡- ella que estaba incómoda por viajar enferma.

Pero qué pasa cuando hablamos el mismo idioma y aún así, no nos comprendemos? Qué pasa cuando la intolerancia se instala impunemente no ya entre dos extraños, sino entre amigas? Qué episodio de la novela me saltee, que hizo que hoy te enojaras por lo que hasta ayer te producía risa? Qué hace que hoy yo hable chino y vos inglés? Por qué esa insistencia en no contarme que estuviste "engripada" y necesitabas que yo y no otra, te alcanzara un Kleenex?

Por momentos tengo la impresión que hay personas que viven en burbujas, que giran y giran todo el día en sus problemas, sus líos, sus discordias, sus, sus, sus,.........que por ser tantos -para ellos, demasiados-, se creen con derecho a acaparar también tus espacios y no te dejan siquiera el changüí de meter una palabra de canto de tus sentires y se enojan si vos no los "sintonizás" las 24 horas y te enterás de todas sus cuitas, si no guardás su mismo duelo ante sus pesares y por todo el tiempo que les dure ¡por cosas que les pasan o pasaron a ellos¡, si no te acordás de ciertas fechas para ellos importantes -excepto el cumpleaños, de ese si me acuerdo-

Vivimos en mundos para "lelos", de locos, donde cada uno se dedica a lo suyo, a lo propio, a su ombligo, a lamer sus propias heridas y llorar en forma permanente sus pérdidas. Yo también tuve, tengo y tendré pérdidas imagino, ¡quién no? Y reconozco que cada tanto formo mi propia burbuja donde me dejo estar por un tiempo, pero suele reventar pronto porque no tolero demasiado el encierro.- Y tengo la dicha de contar con amig@s con quienes puedo contar tanto en los bajones, como en las alturas. Pero una ya las tiene como clasificadas, no?, sabe a quién le puede contar tal cosa y a quien no, o sea, vas haciendo zapping de acuerdo a la cuestión que sea: le cuento esto a María porque tiene criterio de ecónoma y me va a dar bruta mano; aquello a Graciela porque es muy lógica y para nada sensiblera y ya crió a tres hijos que hoy son hombres; esto a Niní, porque le cuento todoooooooo, porque es sensiblera, lógica cuando quiere, economista -maso- pero sabe llevar mejor sus cuentas que yo y "fashion" para saber qué ropa ponerse/me para cada ocasión.

Sería buenísimo que no existiendo problemas de idiomas ni de intérpretes, yo pudiera escuchar lo que querés decirme y darte la bola que me estás reclamando -aunque no me lo pidas en forma explícita- y darte las explicaciones del caso -si fuese necesario- y que vos a su vez, me prestaras la atención que necesito, que me escuches y oigas, que me aconsejes. Hubo un tiempo donde esta Torre de Babel no existía entre nosotras, amigas incondicionales. Hoy te extraño mas que nunca Nini, y desearía que el Carbone estuviera aquí, por si llegara a ser que hay un problema idiomático entre nosotras y yo no me entero.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno amiga ...como extraño yo a esa amiga con quién poder pensar en voz alta ...sin ningún idioma que nos separe...solo con mirarnos a los ojos nos bastaba para comunicarnos y saber como estabámos de ánimo....pero ella se fué para siempre y como dices es verdad que ahora cada día la amistad se pone cada día más difícil en esta vida que llevamos que cada uno vá a lo suyo siempre corriendo y sin tiempo para nada .....cuantas cosa buenas estamos perdiendo por correr tanto para no llegar a nigún lado.
Sigue escribiendo amiga te leo siempre ....pero creo que te he despistado al no poner mi nick...Soy Itxaso ...tú amiga vasca jajaj ...besos

Zulymaruy dijo...

Brujissssssss, realmente me confundiste¡¡¡¡ Itxa, cuánto te echo de menos de aquellas epocas en MM¡¡ es que casi no entro al msn además. Y cómo van tus estudios de sicología? Ayyyy Itxa¡¡ que quedó pendiente ese encuentro nuestro el año pasado en tu tierra que tanto quería yo conocer y tú estando fuera, no? Lo que importa de todo esto es que saliste como tiro y ahora bien repuesta y curada¡¡¡ Pero mira, de verdad ya se dará, no te quepa dudas, aquí en Montevideo o ahí en Bilbao.- Te quiero, loquilla, ya volveré al msn. De momento, por salud mental y trabajo, por un tiempo lo he dejado de lado. Besosssss miles pa´ti y gracias por estar siempre a vuelta¡¡¡