BIENVENIDA

miércoles, 4 de mayo de 2011

La palabra de los muertos




La vida tiene esas cosas que muchas veces, se llegan a apreciar luego de pasado el tiempo, inexorable, sabio, muchas veces hasta "tardío" para subsanar cosas. Por suerte, no es éste el caso, pero en fin.
Cuando cursaba 2º de la Facultad de Derecho, tuve la ENORME dicha de conocer al maestro argentino, Dr. Eugenio Zaffaroni. Por aquellas épocas -para mí hace un trojón, y sin embargo no fue hace tanto- habíamos formado entre los estudiantes de Derecho Penal y el Prof. Dr. Milton Cairoli -entre otros de cuyos nombres, prefiero no acordarme- un grupo de Criminología. "Eramos tan pobres" -la secretaria honoraria, era quien suscribe- que inicialmente funcionábamos de hecho ¡en mi casa¡¡ jajajaa (cuando pongo risas, no se enojen, simplemente es que me vienen a la memoria los debates y otras yerbas que surgían en ese pequeño apartamento de recién casados de la calle Acevedo Díaz y Rivera). Luego conseguí prestada un aula de la propia Universidad pero en la Escuela de Bibliotecología, hasta que finalmente nos asignaron un salón en la Facultad de Derecho. Zaffaroni siempre fue un grosso con aire porteño, pero pasaba inadvertido, eh? No era -ni es- el típico "langa" porteño, pese a  que tenía con qué serlo, pues siempre fue fachero el "vete". También tuvimos la dicha de conocer y compartir mas de un café en el Sportman con la profe venezolana ¡divinaaa¡¡, con ese toque particular de los caribeños -los normalitos- Lola Aniyar de Castro. Pero como siempre, me estoy yendo por el moño y no abro el regalo. 
Ayer 2 de mayo de 2011, el Dr. Zaffaroni presentó un libro que no es uno mas de los que normalmente citamos los abogados al hacer una defensa, para letrados o criminalistas solamente. Este libro fue hecho precisamente para quienes no son ni letrados, ni criminalistas, sino para que el resto de la sociedad que no es especialista, comprenda que la Criminología, en ningún Estado de Derecho avala ni puede avalar jamás los genocidios, ni las masacres que ocurrieron y ocurren en nombre de supuestos "Estados", sin que se les llame y se les juzgue por lo que verdaderamente fueron o son: Homicidios.
Si bien el video dura 30 minutos, sinceramente, no tiene desperdicio -pueden obviar los agradecimientos, pero es un tierno- y vale la pena dedicarle estos minutos......... y meditar.


"El ministro de la Corte Suprema de Justicia, en mi opinión uno de los mejores SUPREMOS: el Dr. Eugenio Zaffaroni presentó ayer su libro "La palabra de los Muertos", en la Feria del Libro.

La Sala Jorge Luis Borges, fue el escenario en el que fue presentada la obra, se refiere a los crímenes cometidos por los estados al margen de las acciones de guerra, especialmente en masacres, genocidios y al amparo de una legislación punitiva, que no los condena. 
El libro, que cuenta nada menos que con prólogo del poeta Juan Gelman y contratapa del escritor Eduardo Galeano, sostiene que"los estados cometieron más crímenes dolosos" que los particulares, según lo expresado por su autor esta noche.
En ese sentido, dijo que sólo durante el Siglo XX las guerras mataron unas 35 millones de personas mientras que los estados, en otras acciones, cometieron entre 65 y 100 millones de crímenes, según diferentes parámetros.
Zaffaroni mencionó genocidios, ataques a minorías y a individuos estigmatizados, en base a una legislación surgida de la "criminología académica", a la cual él opone la "criminología cautelar", que busca "contener el poder punitivo para evitar masacres". 
El SUPREMO juez estuvo acompañado por el periodista Víctor Hugo Morales; el ex ministro de Justicia de la Nación y de Seguridad bonaerense León Arslanián,entre otros.-

EL SIGUIENTE TEXTO FUE ESCRITO POR EDUARDO GALEANO EN LA CONTRATAPA DEL LIBRO:
"El peligrosímetro manda matar toda sombra que se mueva, los grandes medios de comunicación son grandes miedos, las campañas electorales parecen películas de terror y la criminología corre el peligro de convertirse en una ciencia de las cerraduras.

¿De dónde viene este mundo nuestro, cada vez menos nuestro? ¿Adónde va, adónde vamos?

Este libro pregunta y ayuda a preguntar, busca y ayuda a encontrar.

Es obra de un gran jurista, a quien nada de lo humano le es ajeno, y está escrito en un lenguaje claro y eficaz: gracias a la maestría de su mano, las palabras de Zaffaroni vuelan más allá de las fronteras jurídicas y más ""



Entrecomillado tomado de teisespor.activo-foro.com

11 comentarios:

Zully dijo...

Para quienes son foráneos, aclaro que Víctor Hugo Morales es un periodista uruguayo radicado desde hace años en Buenos Aires, que si bien inicialmente se dedicó a relatar y comentar sobre fútbol, tiene también otras inquietudes y programas.
De más está decir de qué nacionalidad es Eduardo Galeano:)
PD: siempre que se puede hinchársenos un poquito el pecho con nuestros "ilustres", lo hacemos. Aunque hay otros "ilustres desconocidos", que por no menos nombrados, dejan de ser menos importantes.

iluso Luis dijo...

Zully, me tomaré mi tiempo para indagar. Creo que merece la pena

Un besito, que estoy de bajón por el vapuleo del Barca :(

( que nooo, tonti, que a mi el fúrbo no me afecta tanto, pero sí es verdad que tengo que aguantar a cada culé pesado estos días que esos sí que me producen bajones...)
Lo dicho, querida Zully. Me tomaré mi tiempo, que te lo has currado y si te lo has currado tanto es porque merecerá la pena.

Zully dijo...

Iluisito, gracias por tu comentario. Sos un solcito. Pero sabés qué? definitivamente nunca más ciertas las palabras: "el crimen, no paga". A buen entendedor..........
Hace un tiempo atrás en el Face, con una colega de la vecina orilla hemos tenido un intercambio de opiniones, -por llamarlo de algún modo- referido al tema de las denuncias sociales y a la actitud que asumimos frente a ellas (busqué para transcribirla, pero se ve que es mas vieja de lo que pensaba y no logro encontrarla).
En todos lados se cuecen habas, ahí en España les ocurre con vuestros muertos y desaparecidos por el franquismo; aquí en algo se ha hecho justicia, pero hay una ley a punto de ser parida que viene de nalgas; en Argentina esa ley ya existe y los homicidas son y están siendo juzgados, en fin.
Pero a qué voy? a que no porque no comentemos algo o sobre algo, es que no tomemos partido ni hayamos actuado y aún lo hagamos en aras de lo que creemos. No me parece mal quien no lo manifieste públicamente, prefiero al que actúa en búsqueda de resultados, desde lo pequeñito, no importa el quantum. En mi caso, no pude oír la palabra de mis tíos muertos por una dictadura que no elegí y que pasó por mis narices; sí pude oír la de una amiga del PC que se bancó 9 años presa que laburó conmigo, vivió un tiempo conmigo ...... pero el dolor fue mas fuerte y terminó luego quitándose la vida.
Si bien hay quienes defienden aquellas atrocidades -las hay, nos guste o no las hay¡¡¡-, también existen los sumamente activistas públicamente y me congratulo y aliento a quienes así son. Y también estamos quienes desde nuestro pequeño o mediano círculo, nos manejamos en forma no tan pública o mediática, sin que ello signifique que no nos involucramos socialmente.
Personalmente hoy por hoy, y hablo de HOY, me preocupa además, este run run que no sé de donde proviene -mentira, sí lo sé- pero que podría calificarlo -como lo hizo en una oportunidad Daisy Tournée- de "sensación térmica", que no me está gustando en absoluto. Es algo que vengo oliendo desde hace ya unos meses, pero que se está acentuando y mucho por estos días ante la inminente anulación de la "ley de caducidad". Yo no pude percibir lo que se estaba gestando antes del ´73 en Uruguay, cuando ocurrió el golpe de Estado, era una niña, pero sí ví las cacerías entre el ejército y la oposición en el parque del colegio al que iba. No entendía nada y los maestros se encargaron de hacernos creer que era una película que se estaba filmando.
En fin...... que me pongo a divagar y me voy al carajo, sepan disculpar.
Solamente decirles que entiendo cuando no queremos opinar sobre algo que a algunos nos dolió y aún nos duele. Y no por falta de compromiso, reitero, sino porque también queremos y necesitamos obligatoriamente para seguir viviendo, visitar otros aires.

Anónimo dijo...

Zully...Una cosa que estoy viendo, con creciente preocupación por mi parte, es la falta de memoria histórica de las nuevas generaciones, auspiciada a veces por el deseo de insensibilizarse ante todo lo que tenga algo que ver con el dolor.

Nada...¡nada! es permanente.
La paz que hoy uno disfruta, dándola por sentado, mañana puede transformarse en la reaparición del horror mas espantoso.

Sólo hay un antídoto para el horror: la cultura y el ejercicio de la memoria, si además aún es factible que éstas vayan acompañadas de la Justicia...la cosa mejora.

Mantener la memoria es complicado, todo el mundo quiere pasar página en algún momento de su vida, pero es imprescindible saber, conocer y comprender, que nuestra libertad se está edificando al día de hoy...¡ sobre la sangre de muchos muertos que dieron su vida! (Y a veces...no voluntariamente, ellos hubieran preferido otro final para sus vidas)

La palabra de los muertos es, ¡tiene que ser! la de los vivos que son capaces de recordar lo que pasó...para que no vuelva a suceder ¡jamás! Callar ¡nunca!, olvidar ¡jamás!, es la única manera de lograr que nuestros hijos no vivan el horror que ya vivieron sus padres, sus abuelos...sus paises.

La palabra de los muertos...tiene olor a tierra removida, a la tierra que deberíamos remover todos con nuestras propias manos hasta lograr que cada muerto descanse cerca de sus familias, dignamente, en paz, con la paz en la muerte que el horror les negó en vida.

La palabra de los muertos...es nuestra memoria Zully...

¡ Un abrazo fuerte !

Ananda

Zully dijo...

Cuánta razón tenés, amigo Ananda¡¡¡ La palabra de nuestros muertos, es nuestra memoria. Sucede que muchas veces esa memoria social interna que llevamos, está tan atiborrada, tan dolida, tan cascoteada de recuerdos tristes, que creo generamso un sistema de "autoinmunidad" sicológica, generás barreras, muros, con la vana ilusión de borrar recuerdos, borrar vivencias, hacer de cuenta que no pasó ¡y si, pasó¡
Aquì en Uruguay, el gobierno les otorgó posibilidades de reinserción laboral a los ex presos políticos y me tocó en suerte Rosina, a quien prácticamente adopté. No solo trabajábamos juntas, sino que por un tiempo también convivimos junto a mi marido y mi suegro. Las pastillas que tomaba por día, eran incontables; las pesadillas que tenía y todo lo que sufrió fuera, no puedas imaginarte pues para colmo, entró siendo muy joven y muy bonita........
Pongo un ejemplo tonto, pero viene a cuento: ayer Verónica tomó un ómnibus, hubo un accidente en la ruta, por lo que el ómnibus en el que viajaba desvió su camino. Y Verónica se desnorteó escuchando su mp3 y terminó en el Cordón, siendo que vivimos en Malvín. Lo cierto es que como siempre por ahí andamos en auto, ella estaba despistada y yo terminé hablando por teléfono con una señora que ella paró en la calle, quien le explicó cuál tenía que tomarse para volver atrás. Cuando llegó, hablamos acerca de qué haríamos cada una de nosotras, en casa en que una desapareciera? Pero que desapareciera y vos no tuvieses un móvil, un nada para saber algo ¡te morís de la angustia¡ Salís como loca buscando en los sitios comunes, en fin, lo que cualquiera hace en estos casos. Y bueno, de ahí se generó una conversación acerca de qué pasaría si en lugar de solamente ella, desapareciesen ella y sus compañeros de colegio p.ej., ¿cómo actuaríamos las madres de todos ellos? Es cierto que uno
-en lugar de padres- no quiere transmitirles preocupaciones ni miedos a sus hijos, pero creo que muchas veces nos pasamos de rosca y nosotros mismos somos hacedores de su indiferencia e insensibilidad. No todos son iguales, por cierto, pero una enorme mayoría lo es. Al igual que vos, lo veo, lo siento, incluso cuando ves que vos opinás o te metés en algo que le pertenece a otro, te miran con cara de asombro y te preguntan "por qué te preocupás, si no es tu tema?". Y conste que esa insensibilidad no es sólo por temas generales, a nivel social, pasa también con la interna de muchos hogares. Es la famosa generación "Ni-Ni", desgraciadamente. Cero estrés.
Y no nos confiemos tanto en esta aparente calma que vivimos, ganada en base a la muerte de muchos, como decís. Insisto con ese olorcillo a podrido que vengo sintiendo........ y lo menos que quiero y deseo, es ser pájaro de mal agûero.
Un abrazo, Ananda

Anónimo dijo...

Querida Zully, es un lujo que nos has traído: Zaffaroni, junto a Gelman y Galeano. Me emociono, te diré. Yo comento sí, casi cotidianamente, lo referente a DDHH, porque me tocó vivir y padecer la dictadura, en carne propia, de familiares y de tantos compañeros. Quiero transmitir la memoria, y se que duele. También me dedico a lo pequeño como vos decís, pero de ello no hablo, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; hago lo más dentro de mis posibilidades, y no cuento estos haceres mios pues soy bajo perfil. Es para mi un imperativo moral colgar noticias acerca de los juicios a genocidas, a toda injusticia en general,comentarios que conllevan mostrar los manejos y el poderío del imperio. Se que cuesta "tragar" tanta crueldad, los testimonios de los cros. que declaran en los juicios a genocidas torturas y demás, en general el público y muchos cros. too, evitan leerlos. Es como vos decís, constituye una defensa psíquica, es dificil absorver el horror. Yo los leo, me duele y me entra mucha bronca, bronca,que no odio. Zaffaroni hoy nos regala este libro, con miles de verdades en él. Es su tarea, claro. Es más, es la elección de su tarea y la elección de un compromiso mayor en ella. A quien interese, puede buscar en google su nombre y agregar "entrevistas" o "reportajes", de amena lectura y con interesantísimos temas y opiniones de este excepcional jurista.
( Y te cuento que tu con-nacional E Galeano,estuvo acá en mi provincia, y fue muy importante su presencia. En la marcha del 24/03se colocó en primera fila codo a codo con las Madres de la Plaza, y acompañó un rato. Too dedicó su visita a la lucha por el agua pura, cosa que tratamos de defender dia a dia en esta provincia pues nos quieren contaminar este desierto a traves de mineras y demás. Fue muy importante su palabra, este Galeano es genial.) Zully, super besos !!! Abi, ana

iluso Luis dijo...

Es que , Zully, ...comparto contigo que algo se está cociendo a fuego lento, y que lo que salga de esa caldera se nos va a indigestar a todos. No sé exactamente qué clima político se respira allá, pero esta desidia, este conformismo, este olvido de los sacrificios de nuestros antepasados, esta abulia y comodidad en la que estamos instalados..., este pasar de todo nos va a pasar factura.

Pobres muertos, pobrecillos, convertidos en Memoria Histórica por decreto: la mejor forma de que nadie se interese por ellos.

Un abrazo y un beso muy fuerte, Zully

Zully dijo...

Anitaaaaaa, qué alegría verte por aquí, colega de la vecina orilla¡¡¡ Ya se bien lo que publicas y ayer busqué la "charla" que tuvimos en face al respecto, pero no la encontré, como dije antes.
Yo soy hincha de Zaffaroni a muerte, además, una amiga de épocas de estudiante que lo adoraba, tuvo un hijo siendo soltera y le puso Eugenio¡¡¡ De ahí que aclare lo de su estado civil, pues en aquél momento la jorobábamos con quien sabe quién sería el padre???? jajaja. De verdad, le queremos mucho por aquí. Ni que decir de Gelman y Galeano¡¡ Pero qué puedo decir yo de don Eduardo, que no suene a cholula pura? es un capo¡¡ Por momentos con atisbos un tanto conchetos en su forma de hablar, lo cual me encanta porque no es de los que intenta disimularlo, ni adoptar palabras que se han vuelto muy populares por estos tiempos. Leí que había estado en tu provincia, y me imagino ha de haber sido importante su presencia.
Gracias Aby por la visita. Yo también tengo corazas aunque no lo creas, aún logro evadirme por el lado del humor......... aunque no siempre funcione.
Un besazo giganteeeeeee Anita¡¡¡

abi dijo...

Zully corazón, es que a pesar de algunos rencorcillos -como en toda familia-, uruguayos y argentinos somos primos hermanos o hermanos. Esto va para iluso Luis: Mirá Luis, esto de los juicios a los genocidas y la defensa de los DDHH, ha provocado fenómenos inesperados: existía acá una indiferencia, una anomia respecto a lo que fuera política, especialmente por parte de la juventud. Y hete aquí que en un año o dos esto cambió de manera radical: hoy preguntan, indagan, se movilizan, se organizan, son mayorías en las marchas y actos publicos, agitan banderas, etc. Es impresionante, uno no puede creer este despertar del interés de los ciudadanos jóvenes por la cosa pública, por indagar la historia, por conservar nuestra memoria. Las sentencias que van dictando contra los genocidas, muchas de ellas provenientes de jueces que perduran desde aquellos tenebrosos años a través de un debido proceso con todas las garantías de las leyes, los ha hecho reflexionar y conocer la verdadera historia de esos años.
Creo que a más de realizarse lo que hemos pedido siempre, VERDAD Y JUSTICIA, estos juicios han despertado lo mejor de la ciudadanía: la participación para intentar beneficiar a nuestro pueblo. Un abrazo !!! Ana

Zully dijo...

Hola Luisito y Ana¡¡¡
Pues mira Luis, aquí en nuestro país a poco del retorno a la democracia en el año 1986, se dictó la Ley 15.848, llamada de "Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado", más conocida como "Ley de Caducidad" y en forma despectiva, "Ley de impunidad". Con ello se pretendió tratar con paños tibios la transición entre el gobierno de facto y sus horrores y el gobierno democrático. O sea: te doy el gobierno si a cambia no nos juzgás, una onda así burdamente resumida. En el año 1989 hubo un plebiscito a efectos de anular la mencionada ley, y el resultado fue el de mantener la ley vigente. Se cree que lo que asistió en dicha ocasión para que los uruguayos obtuviésemos tal resultado, fue el miedo o temor a que se volviera a una lucha armada, ya que estábamos aún muy "frescos" de la salida de de la dictadura.
En el medio, hubo una acción de inconstitucionaliad ante la Corte Internacional de DD.HH, referido a un caso concreto y la Corte declaró la inconstitucionalidad de la ley respecto al caso específico unos días antes de las elecciones del 2009.
En el año 2009 volvió a plebiscitarse la derogación de la ley en forma conjunta con las elecciones presidenciales. Volvió a salir negativo. En ésta ocasión, se dijo que obedeció a que fueron ambas campañas -presidenciales y por el plebiscito- tratadas en forma simultánea, restándole publicidad y difusión al 2do. plebiscito.
En estos momentos ya fue votada en el Senado la derogación de la ley en cuestión. Se está tratando en Diputados y de hecho, se hablaba que iba a ser sancionada. Pero…… están ocurriendo una serie de acontecimientos “raros”, “extraños” por llamarlos de algún modo, que están haciendo que se dilate su promulgación. Dentro del oficialismo hay idas y venidas, como que saben algo que no nos dicen, no sé. Por otra parte por estos tiempos ha aparecido un “video militar” que anduvo dando vueltas en el imaginario colectivo, hasta que ayer, vió la luz en la oficina de un abogado penalista (¿)………. Cosas extrañas¡¡¡
Como bien dice Ana, en Argentina y por suerte, la cosa está mejor plantada. No obstante aquí en Uruguay y gracias a ciertos jueces y mas que nada, fiscales, se ha encontrado la “otra” biblioteca interpretativa de la Ley de Caducidad y por ese motivo, los principales torturadores y hasta el mismísimo Goyo –dictador- están siendo juzgados y es de suponer que terminen su vida en prisión.
Pero…….. esta historia ¿continuará? No sabría decirles, chicos. Ojalá que si y para el bien de todos. Para que Nunca Más se repitan estas desgracias en nuestro país y en ningún otro.
Un besote y abrazo gigante a Luis y Anita. Y ojalá llegue el día en que todos podamos respirar tranquilos, a pulmón lleno porque finalmente, se haya hecho justicia en nuestros países.

iluso Luis dijo...

Gracias, Abi. Si, aquí en España ocurrió lo mismo durante la Transición. De pronto se despertaron las hambres atrasadas de participación política y los centros de producción y las universidades eran un polvorín de inquietudes. De pronto, con 18 años, me vi arengando a mis compañeros de Instituto megáfono en mano para reclamar todo lo reclamable. Fue una efervescencia como la que tú tan bien explicas, Abi.

Pero eso pasó. Llevamos más de treinta años de democracia y fíjate si hemos olvidado a los muertos que hasta el Tribunal Constitucional deja presentarse a las próximas elecciones a una coalición que acoge a miembros de la sangrienta ETA. Y aquí no pasa nada, nadie sale a la calle. Todos estamos indignados, no nos lo creemos, pero el culo no lo movemos. Los sindicatos están al servicio del gobierno porque están ricamente subvencionados con ayudas públicas en vez de con las cuotas de los afiliados. En las Universidades sólo se mantiene en vigor la caza al católico para ofenderle y ridiculizarle. Yo no lo soy, pero no me parece bien que los jóvenes sean tan irrespetuosos y malgasten sus energías contestatarias en tonterías así.

En poco más de treinta años se nos ha ido el ardor por la participación verdaderamente democrática por la taza del wáter y ahora todo está en manos de políticos profesionales corruptos a más no poder. Y nosotros, como Clodomiro, brazo sobre brazo , idiotizados por el narcótico de la comodidad y el conformismo. Y de la cobardía, también hay que decirlo.

Zully, Abi..., poner vuestro particular granito de arena para que eso no os ocurra a vosotros.

Un besazo y es un placer intercambiar opiniones aquí, en casa Zully