BIENVENIDA

martes, 1 de marzo de 2011

Volver el tiempo atrás

Hay días en los que cierro los ojos y dependiendo del humor, me instalo en uno de  dos períodos de mi vida: uno, entre mis 4 a 10 años; otro, de los 16 a 21.

En el primero la inocencia era tan pura, tan plena, tan sin apuros por salir de ella. La vida transcurría sin que yo tomara en cuenta que se trataba de MI VIDA. Todo se vuelve tan nítido en el recuerdo, tan presente: mis amigos de barrio; nuestros juegos puros, sin dobleces; mis muñecas con sus casitas; mi fantasía merodeando entre cuentos de princesas; la risa limpia, a flor de piel; todo el afecto del mundo centrado en mí.
En el segundo en cambio, la inocencia había cedido un tanto y dado paso al desasosiego, al apuro por salir de la ingenuidad; viviendo bastante “de prisa, de prisa”; jugando con picardía  entre amigos; aprendiendo a utilizar la suspicacia, los dobles juegos, los juegos de palabras; mi curiosidad, descubriendo que el mundo no estaba hecho de príncipes valientes ni de princesas desvalidas, pero satisfecha al fin; la risa contagiante algunas veces, y a veces, la risa que salía a borbotones como mejor escudo para disimular una pena de amor. Fue fascinante este período. Viví haciendo zapping, nunca me quedé demasiado en un canal, no quería que me ganara la monotonía. Aprendí lo que quise, diseñé mi futuro, comencé a trabajar mi presente.
Pero aún  así, si hoy pudiese volver el tiempo atrás, no dudaría en cobijarme en el primer período. Quizás por cobardía, quizás por protección, quizás por el hartazgo de asumir responsabilidades, quizás por recobrar parte de aquella inocencia,  quizás por la impotencia que me genera la desconfianza; quizás…………………. por mil quizás.


13 comentarios:

Ventolin dijo...

O quizas porque esa primera etapa es la que mejor te refleja: sigues siendo la Helena pura e inocente. La que sabe que vive porque vives en los demas. Qiuizás...

Soñadora dijo...

Es bonito viajar por nuestros recuerdos. Supongo que en el fondo todos conservamos esa alma de niños en nuestro interior.
Besitos,

Zulymaruy dijo...

Vento, mi querido amigo. Si que me conoces, sí que sabes tantas historias............. ayyyy Andrés, por qué no existirá una máquina del tiempo para regresar? Helena creo que quedó cual Penèlope en la estación, con su bolso de piel marrón, esperando que llegue el tren que traiga a su amado. Y aún cuando éste llegue, quizás no lo reconozca de tanto haberlo idealizado.
Te mando un montón de besos, entrañable amigo

Soñadora¡¡ qué lindo contar con tu visita. Yo creo que todos guardamos los recuerdos mas bellos de nuestras vidas en algún rincón, rincón al que acudimos cuando la realidad nos rebasa, cuando nos supera la alevosía de los golpes. Ojalá conserve al menos, la capacidad de asombro.
Un besito también para tí y nos estamos leyendo :)

K dijo...

Agradezco mucho las palabras que me has dejado en los cinco minutos de sueño.

Volver la cabeza y ver que las cosas han marchado bien, que todas las estaciones visitadas han sido de lo mejor y tal vez, guardar uno que otro resquicio, un poquito de todo y de nada. Un día le escribí a una rubia, luego la conocí y no pude dejarla ir. Siempre regreso a esas letras y a esa noche y, cuando la veo a los ojos, sé que es uno de los recuerdos más bellos y que es el presente más hermoso que tengo entre mis brazos.

Un abrazo, fuerte

UnAngel dijo...

Quizás porque la inocencia de la infancia aún no ha cobrado conciencia de los dobleces de la vida, de las esquinas oscuras que se nos van haciendo en el corazón, porque en ella todo es sencillo y puro. Quizás por eso la recordamos desde nuestra complejidad de adultos buscando dónde se produjo el cambio y realmente porqué.

Sin embargo, ninguna máquina del tiempo sirve, porque ese pasado sólo existe en nuestra memoria y en ningún otro lugar, y porque si vuelves, vuelves con tus ojos de hoy y no con el brillante lienzo blanco de entonces, ansioso de ser escrito.

Un abrazo

Laura Álvarez dijo...

Lo lindo del presente es que siempre es una página en blanco; que siempre estamos a tiempo de volver a empezar. La inocencia del alma que está dispuesta a este desafío nunca se pierde. Dale, Zully, con fe y con toda la fuerza que te caracteriza. Un beso enorme.

Zulymaruy dijo...

K, tú y tus strudels me deleitan de un modo increíble. Ya te lo he dicho, por cierto. Creo que cada cual va guardando en su "disco duro", momentos memorables de cada período de su vida. Tú y tu rubia no sólo tienen recuerdos, si no un presente que disfrutan y en el que te refugias tantísimo. Se lée que te brota por los poros el deleite que tienes en tu vida, a partir del día en que decidiste "aparcar" ahí.
Un abrazo también a tí K -y a la rubia- gracias por la visita, y como dicen mi madre y tías "nos estamos viendo".

Angel, tenés toda la razón¡¡¡ Ayer mientras lo escribía, pensaba en algo similar. Pero claro, dentro de mi "lógica" el ideal sería volver no con la frente marchita, si no con la memoria en blanco. Viste cuando tenés que resetear el disco de tu pc porque perdiste información, o cambiarlo porque ya no sirve? bueno, una onda así. Obvio, ya se que no puede ser de ese modo. Es simplemente una manifestación de intenciones, como dicen los políticos. Pero qué genial que pudiese darse¡¡¡
Un cariño y un abrazote grande pa´ti, Angel

Laurita, MI Laurita¡¡¡ Francamente amiga mía, tu vida si que es emblemática, eh? Mirá que uno que observó con la "ñata contra el vidrio" algunas veces y otras, siendo partícipe activo del transcurso de tu vida, sí que dió un vuelco de 180º, eh? Y las cosas duras que han pasado juntos vos y Pablo, ya te lo dije y lo repito: son mi envidia, y no digo de la buena o de la mala, pues la envidia es una y punto¡¡ Vos me entendés, no? sabés que lo digo de onda.
Y proviniendo precisamente de vos, que la peleaste a rabiar, tus palabras resultan otra que un bálsamo, amiga. Valoro enormemente lo que me decís. Es hora de "volver a empezar".- Barajar y dar de nuevo. Es así, definitivamente. Aunque cueste arrancar.
Los quiero un montón a vos y a Pablo........ y a tus 6 hijos¡¡ jajaja sobretodo a mi ahijado, pobriño que nunca le veo. Estoy felíz por tí porque te está yendo muy bien con la publicación de tu libro "Don Jacinto Vera". ¡sos mi ídola¡¡
Un besazo y gracias por estar siempre

Vachi dijo...

Yo debo tener un tema importante a solucionar con la nostalgia, porque època que recuerdo, por màs feliz que haya sido si lo fue(y tengo unas cuántas bien diferentes unas de las otras en sensaciones que se me desprenden al tratar de rememorarlas), algo me hace un nudito y me quiero quedar con el alma siempre donde estoy. Tal vez lo deba charlar con Freud, o tal vez soy taaan feliz ahora que no lo cambiarìa por nada ?¿?¿?¿?¿ ja :)
No, definitivamente tengo un tema con la nostalgia, con los recuerdos, lo asumo. La memoria emotiva a flor de piel, no se.
Peor me gusta la idea de idealizar perìodos de nuestra vida, de "dibujarlos" y poder delinearlos lo mejor posible en nuestro esquema de memoria y sensaciones. Es romàntico y ùtil y creo que es lo mejor a nivel productivo, porque uno puede crear. Desde algo que no duele o no toca, o ya està tan bien procesado que puede darle vida poètica en algùn sentido artìstico puede crearse libre y sanamente. O por lo menos yo que siempre ando buscàndole la vuelta a la vida para transformar todo en alguna expresiòn de arte, encuentro esto sumamente motivante.

Un saludo y un gusto!

Pd yo me verìa exactamente en la misma que vos si algùn dìa me viene la loca de hacer caseras las tortas fritas en vez de comprarlas por ahì!!!! :)

Talueguito!

Zulymaruy dijo...

Vachi hola¡¡ Yo deduzco que por el contrario, no deberías hablar ni con Freud, ni con ninguno de sus discípulos: no tenés necesidad de recurrir a ningún recuerdo del pasado, pues tu presente es genial¡¡
Si a eso le sumás, que además de ser felíz con tu presente, podés diagramar un futuro, maquettearlo y meterle onda para que salga, mejor aún¡¡
Es que creo precisamente que a consecuencia de eso, de pretender "diagramar" tanto un futuro, tener subidas y bajadas, contar los días, meses, años que faltaban para que la idea finalmente se concretara -en algo muy personal y querido para mí- siento que de golpe y porrazo, vino un hdp, me pateó la maquette y se me fue a la miércoles todo. Y si bien se que ese "todo" no era TODO en mi vida, era algo por lo que yo -como mujer- venìa apostando desde mucho tiempo atrás.
Gracias por tus letras, fue un gusto también para mi leerte y espero que tu "iniciación" haya terminado con un mate no aguado, jajajajajaja. Cualquier cosa, avisame y te paso la receta de las tortas fritas por mail¡¡ jajajajaj
Un abrazote

Tanta Belleza Inútil dijo...

Me encantó esta entrada. Melancólica. Yo estoy transitando la segunda etapa. Crecer es díficil. Nadie te enseña a vivir. Hay que luchar, creer, perseverar.

El tiempo es hoy.
Y vienen tiempos mejores. Vas a ver.

¡Qué tengas un lindo día!
Nos leemos,
Un beso.

Zulymaruy dijo...

Y a mí me encanta la frescura de tu blog¡¡ Esta etapa por la que transitas es maravillosa, increíble y por cierto que nadie nos enseña a vivir. Los padres intentamos "enseñar" a nuestros hijos a dar sus primeros pasos en la vida. Cuando son pequeños, pues porque no saben valerse por sí mismos; luego de mayorcitos, porque no queremos que sufran dolores por los que nosotros ya pasamos. Pero la experiencia no es transferible. Lamentablemente tienes que vivir para tener la propia y desde allí, aprendes para el futuro.
Te mando un besote grande, linda porteñita y a quemar esos cartuchos con la energía que demuestras tener.¡¡¡

A continuación -parezco presentadora de Oscar- pego un trocito de un poema hermoso que publicó UnAngel en su blog. Como al leer estas palabras, me parecieron apropiadas en relación al tema de éste post, lo "sustraje" con petición a su dueño:

"Vuela mariposa, vuela
buscando al niño que siento,
vuelen lejos mis palabras
cruzando el abismo del tiempo.
Muestrale al niño que fui
la alegría del momento,
enséñale a beber la vida
a mares, no a sorbos lentos,
que no se moje los pies
que se meta entero dentro,
que se empape de belleza
de los pies hasta los sueños.”

UnAngel dijo...

Todo un honor, Zuly, ver que en tu blog te haces eco de mis palabras.

Ojalá hubiese podido enseñar a ese niño a volar sin miedo.
Un abrazo.

Zulymaruy dijo...

Angel que escribe tan bello, de nada por el corto y pego¡¡¡ Que el mérito es todo tuyo por escribir así de bonito.
Yo creo que si te dejas aún guiar por esa mariposa, el niño que llevas dentro pueda todavía aprender a volar sin miedo. ¿Por qué conjugar en pasado?
El tiempo no está perdido y el sumergirse en el océano en lugar de entrar de a poquito, es uno de los placeres mas enormes de los que disfruto en la vida. El miedo paraliza al comienzo, pero una vez que te tiras de lleno, no le temes ni a los tiburones.
Un abrazo gigante, Angel y gracias nuevamente