BIENVENIDA

viernes, 24 de diciembre de 2010

Un mundo ideal

Leyendo mis post anteriores, me he dado cuenta que además de desaparecida, he estado reiterativa con temas de mi infancia.
Quizás sea que por aquél entonces, ocurriese lo que ocurriese, yo sabía que podía ir corriendo a refugiarme y llorar en los brazos de mamá –y papá a veces también, no lo voy a dejar atrás al divino del viejo- y  bastaba unos cuantos mimos, besos, secadas de lágrimas y en su caso, una curada en la rodilla ¡y santo remedio¡. Y si por alguna circunstancia las cosas no volvían a su curso natural de modo casi instantáneo, mi padre, con esa imaginación frondosa que Dios le dio, convertía un mundo mágico donde mi “desgracia” ocasional no podía competir con la de una pobre princesa envenenada por comer una manzana, u otra que dormiría eternamente por haberse pinchado el dedo con un huso. Y entonces, cuando el cuento estaba casi por terminar y mi dolor –físico o moral- aún se sentía un pelín, aparecía el príncipe encantado con su blonda cabellera al viento, encima de un corcel, se bajaba y besaba a la princesa y ¡adiós sueño¡ Por cierto que mi imaginación hacía mil elucubraciones en cuanto a la incidencia del beso en la salud de la princesa, pero que la princesa se salvaba, era así y no había otra¡¡¡ Claro está que a esa altura de la historia, ya ni me acordaba cuál era mi dolencia y solo  restaba quedarme con la ilusión de pensar en que si algún día, una de aquellas terribles desgracias que suelen ocurrirle a las princesas me sucediese, el príncipe “encantado” realmente vendría y no me dejaría en banda. Pero por aquél entonces,  yo era muy niña. Hoy –desde mi adultéz- se que como está el mundo, hasta los príncipes pueden entrar en conflicto o en preconflicto en cualquier momento, o igualmente declarase en huelga los caballos e importarles un comino si te dejan dormida in eternum.
Es por eso que cuando en el año 1993 fui a Disney World en Orlando, y vi el castillo de Cenicienta tan divino y a todas las demás princesas desfilando y saludándome –sí, me saludaban solo a mí-, sentí que el tiempo se había estancado, que la que estaba allí disfrutando como loca de las  tazas giratorias, el mundo submarino, las montañas rusas, los trenes, las fotos con Mickey y Minnie, era aquella niñita de rodillas, manos o brazos rasguñados que ahora no lloraba, porque  no podía dejar de reír. No me importó hacer tres veces la misma cola para volver a subirme a las mismas montañas rusas ni chocarme con los chiquitos que corrían permanentemente a nuestro alrededor. Sólo faltaba mi padre para compartir la aventura, pero fue maravilloso.
Por eso, cuando por estas fechas veo a los niños mas pequeños vivir con tanta ilusión la llegada de Papá Noel y los Reyes Magos y su imaginación volar tan alto ¡siento tanta envidia¡¡ Creo que sería bonito volver a ilusionarse de ese modo tan inocente, tan crédulo, tan sanador. 
FELIZ NAVIDAD   Y   PROSPERO AÑO NUEVO, A TOD@S MIS AMIG@S  DEL  BLOG Y DE LA  VIDA, A QUIENES  NUNCA OLVIDO♥♥♥♥

5 comentarios:

iluso Luis dijo...

¿Aló?, ...¿la reina de las llamadas? ¡que se ponga!...jajajaja...
Hola, cariño, Felices Fiestas. Con que escueto, eh?..jajaja...¡Pero si no dejas hablar! Claro, así ganas tú todos los juicios, así cualquiera, ....He estado viendo las fotitos del slide y me he reído con Antonio..., así, sentado en plan emperador Nerón esperando a que su amiga Zully le traiga las uvas, jajajaja...
Pues sí, cariñín, como dices en tu post, todo se disfruta mucho más con ilusión. Y goce, ilusión y felicidad es lo que te desea tu amigo Luis a tí y a los tuyos. Un besazo y no sabes la ilusión que me ha hecho verte de nuevo por mi casita. Y la próxima vez que hablemos.....¡me dejas hablar...! ..jajajaja...

Zulymaruy dijo...

Luisitooooo¡¡¡ vos con ese verso de que "las llamadas son gratis"¡¡¡ Como buen hombre de Paco, empezaste a hacer interferencias con "atento Central", "código 8911 urgente", "repórtese todo el personal disponible, incluído el pelot... que está hablando por teléfono con cara de "yo no fuí". A qué si? jajajaja
Vos viste la pose del ilustre? Ahora por choripán, lo puse entre mis familiares como "abuelo". No sé si le molestará pero es un buen vínculo, o no? jajajaja
Uds. pueden hacer que nosotras generemos sentimientos sumamente contradictorios, amigo mío¡¡¡ Podemos pasar desde un "yo te amooooo" o "sin tí no vivo", a "reventá como una chaucha al sol¡¡¡¡¡" o "avisá desde el mas allá si te moriste", y todo en un plis plas. Amor profundo, que le dicen ♥ y apasionado, obvio¡¡
Felicidades para tí Luisito y familia y que el año 2011 sea de vicio para vos (pero vicio del bueno, no del otro). Y te prometo que la próxima vez que vaya, solo te saludaré y callaré....... (claro, eso lo pienso ahora que no tengo el tubo en la mano). Besote

Anónimo dijo...

Hola amiga tanto tiempo sin leerte y sin saber de tí ..me alegro mucho de volver a verte poe aquí ...a ver si ahora vuelves a escribir regularmente ,pues no sabes lo que te extraño ..esas charlas tuyas tan buenas y con tanto sentido del humor que me hacían tanto bién
Te deseo un muy buén feliz año para tí y para todos los tuyos

Este escrito tuyo ...me hace recordar tantas cosas ,que ya no volverán ,pero espero que aún nos quede alguna que otra aventura por vivir.

Millones de besos

Anónimo dijo...

perdona he olvidado poner mi nombre soy itxaso tú amiga de Euskadi

Zulymaruy dijo...

Pilarrrrrrrr, no tienes perdón de Dios¡¡¡ No sabes los mensajes instantáneos que te dejé en el msn cuando estuve ahí en España estos dos meses¡¡¡ quería ir hasta Bilbao a verte, mujer¡¡¡ y no hubo manera de dar contigo por Hotmail. Será posible que me mandes tu móvil por correo, cariño? Imagínate lo que nos perdimos de chusmear¡¡¡¡ una barbaridad.
Pero de todos modos, me alegra un montón leerte también, aunque no habrá milagro sin mar, Itxa¡¡¡ jajajaja que ahora yendo tú y yo al mar, nos hubiésemos congelado hasta el 2do. apellido, pero en fin. Te mando mil besos Itxa, te quiero un montón y buen año para tí¡¡¡