BIENVENIDA

sábado, 31 de enero de 2009

Hablando claro

Quisiera encontrar un lugar equidistante entre tu sitio y el mío para hablar claro. En medio del océano, en medio de la nada, en medio del todo. Me sabe demasiado amargo el café con brandy al lado de tu invisible compañía; me aturde tu silencio taladrando mis oídos, distrayéndome de otros ruidos; no resisto tu juego al escondite que me hace buscarte en otros rostros; quiero prescindir de tus verdades a medias, que dejan librada a mi imaginación el resto de tus historias; quiero mirarte a los ojos para disipar incertidumbres; quiero que haya sido la última vez que te espere en la terminal desde diciembre hasta febrero, tejiendo y destejiendo cual Penélope, mientras miro el horizonte por si llegas; quiero dejar de sentir que presiono, cuando lo que busco es que me impresiones.
Al momento de elegir tu juego, separaste las fichas y no fui tu partenaire; luego pudiste retirarte a tiempo al notar que perdías, sin embargo redoblaste la apuesta porque te sentías elegido y armado para aguantar lo que viniese. Pero no fue así. Hoy ya no tienes ases bajo la manga, ni lealtades que amortiguen tus caídas. Y te sientes con miedo a perder “tu mundo”, es posible que de estar en tu lugar también lo tuviese. De momento sólo siento que pierdo esos ratitos que me dabas, que se volverán a prorrogar una vez mas o a disipar para siempre.
Por ahí quizás, un día ocurra que decidas vivir “tu propia vida” y descubras que ya no te quedan fichas, que “tu propia vida” ya la viviste por otros, la vendiste, la regalaste, la hipotecaste, la negociaste, la transaste, la transcurriste sin haber podido disfrutarla.
Disculpa, sabes bien que una vez al mes mis hormonas me juegan una mala pasada. Otros tantos días en cambio, un velo de nostalgia me cubre y me niego a aceptar la realidad. Y no lo tomes como un reproche. También sabes que lo que uds. llaman “macacadas” muchas veces, por lo general en nosotras se presentan bajo forma de sentimientos confusos.

10 comentarios:

Ilusoluis dijo...

Pues díle a tus hormonas que te sigan gastando las mismas malas pasadas si, a cambio, nos regalas textos tan bellos como éste.

Un beso con destino a tí.

fiorella dijo...

Es de una claridad meridiana."Un lugar equidistante entre tu sitio y el mío"...UN beso

Zulymaruy dijo...

Hola Luisito¡¡¡ Que eres un sol así caigan pingüinos de punta por tu tierra, eh? Es que acaso no es en base a hormonas que gira el mundo? jajajaa, En fin, querido amigo¡¡ Sabes que siguiendo tu consejo, habíamos decidido ir hoy a ver a la Angelina Jolie? Creo definitivamente quedará para mejor ocasión, y veremos al chimichurri del Brad Pitt¡¡¡
Un besazo que sobrevuele por alguna delegación de Cádiz y aterrice en tu mejilla, la que elijas.

Fiorella, hola¡¡ Gracias por tu visita y tu comentario. Aquí ha estado de lluvia ayer, ya lo sabes, y viniendo de arriba bendecida, será que depura las ideas.
Intenté visitar tus blogs, pero sólo pude entrar a uno y el último post, pues me gustó un montón.
Un cariño grande¡¡ nos leemos

vico dijo...

zuly, pues que bien que te inspiras una vez al mes :)

desde cualquier lado que leo este post, de arriva pa bajo, de abajo pa arriva y entre los costados, esta clarisimo lo que deseas expresar,

abrazos

Ilusoluis dijo...

Ya sabía yo que el chumichurri de Brad se iba a imponer al churri del chumino de la Angelina. Ejjjjqueeeee..., no si lo entiendo. Si Marga en la playa de la que te he hablado, Bolonia, se quemó viva porque no se levantó de la silla en todo el día. Resulta que como es una playa frecuentada por actores y personal de farándula, a cinco metros escasos clavó la sombrilla el actor Manuel Banderas
Claro, se achicharró viva porque no quiso perderse ni un minuto de contemplación mística. No se bañó ni una sola vez, y mira que hacía calor. Luego, por la noche, el beneficiado fui yo, así que cada vez que vamos a esa playa, me preocupo mucho de investigar si está o no está Manuel Banderas, y si está, no te preocupes que yo mismo me encargo de clavar la sombrilla a menos de cinco metros de la suya, jijijiji....

Vico, hola. Te saludo. Y a tí también Fiorella.

Pero Vico, ¿qué quiere expresar Zuly? Yo creo que lo que realmente pretende es que alguien le ayude a pagar la hipoteca de su piso.

:-P

Zulyyyy, díme qué tal la peli, pero no me cuentes el final, eh? que esta semana va a caer ésa peli y Valkiria, del Cruisse . Me gusta mucho la historia y ese capítulo en concreto me lo tengo muy currado, sobre todo gracias a las memorias de un tal Freiherr Von Boeselager, el último superviviente de la Operación Valkiria.
Los nombres de los alemanes son como cuando aprietas una tuerca mucho mucho. al final, acaban rechinando. Por eso son tan buenos los alemanes con todo lo que tenga que ver con la técnica y la mecánica. ¡Cómo rechinan los cabrones , como tuercas demasiado apretadas!

Un bechito.

Zulymaruy dijo...

Victoria, me alegra que haya quedado claro, así cuando esté muy idiota, tonta y me sienta cual rata por tirante, lea lo que escribí en un momento de sensatéz¡¡ Por momentos me rebelo, sabes?. Pero ya luego termino como Doménico ¿Modugno?, me digo a mí misma: "la distancia sabes, es como el viento,
apaga el fuego pequeño, pero enciende aquellos grandes".
PD: me inscribí en un voluntariado de Bomberos, por si las moscas.
Besos.

Luis Paquirri de los Santos Demonios¡¡¡ qué es eso que necesito alguien que me ayude a pagar la hipoteca?? Que te enteres que quien suscribe ha sido quien ha venido pagando la miércoles de hipoteca desde siempre¡¡ Claro, espero que algún día mis hijos crezcan y colaboren al menos, cosa que dudo mucho, eh? Pero si serás mamarracho¡¡¡¡ Que para tener un hombre que me pague una hipoteca, hijo mío, elijo uno que me compre una casa sin deuda¡¡ Que si es por elegir conforme a la billetera, elijo algo que pague la pena al menos, o mejor dicho la hipoteca, vamos¡¡¡
Ahora por jodido, te contaré el final de la puta película, ya verás¡¡¡ jajajajajajaaja la peste que te amasó
PD: Oye, no es por nada eh? pero no conozco a ese Banderas que en nada se parece a mi Antonio y mucho dudo que sea pariente. Yo creo que ese que muestras en la foto, pierde aceite, a qué si?.- Pregúntale a Marga y dime luego, pero tiene cara un tanto así, como de caminar apretando las piernas ¡y conste que no soy discriminadora, por el contrario¡¡ Ya iremos con tu Marga, mi Antonio -si es que al menos me deja la colonia- tú y yo a confirmar in situ.

Helena dijo...

No, no y no. Zuly, me gusta como escribís, pero no te excuses debajo de tus hormonas. No. Si tenés ganas de sentir, escribir lo que mierda sea, está bien. Y lo haces bien. Punto.
Pero no aparezcas como una desequilibrada y no arrastres además a todo el género femenino detrás de ti diciendo que no puedes con tus hormonas una vez al mes!

Zulymaruy dijo...

Vaya Helena¡¡¡ estás segura de estar tomando las píldoras que te recetó el médico para esos nervios? pufffff. Que me parece bien opines como te salga de las narices, pero cada cual escribe como le gusta, siente, tiene ganas y se lo adjudica a sus hormonas; su calentura -en cualquiera de las dos ascepciones-; sus nervios; su .......lo que se le cante¡¡ Y yo podré leerte -o no- e identificarme -o no- con lo que dices. Que las hormonas no influyen en tí? enhorabuena¡¡ A mí me hacen llorisquear y ponerme más tonta de lo que soy una vez al mes los primeros días, y?. Lo hablamos con el médico y se da en algunas mujeres mas que en otras, así como algunas sufren en el puerperio y otras no¡¡ Pero no metí en el mismo saco a todas las mujeres por lo que dije. Si lees correctamente, verás que digo algo así como el "resto de los días" o algo similar, me ocurre parecido. Corre por tu cuenta el identificarte o no. Si es "afirmativo Central" Helenita, bienvenida al club; en caso contrario, vigila tus sacadas de casilla como las de tu comentario. Creo que estás exagerando, ¿no serán tus hormonas?

Luisito, finalmente no fuimos al cine, pero fue como si hubiésemos estado en pleno set de Hollywood en una peli de acción, eh? Hasta anduvimos en redada -no enredadas- con los "chicos de Paco" de aquí, excepto que las balas eran de verdad¡¡¡ jajajajajaja, ya te contaré. Besos pa´tí.

goyo dijo...

VAMOS CHICAS...NO SE PELEEN....
ME PERECE QUE LAS DOS TIENEN SOBRADAS HORMONAS... Y DE LAS BUENAS, DE ESAS QUE NO HACEN MAL. COMO EL COLESTEROL, BUENO Y MALO.
y TU ZULY, AMIGA, ME GUSTAN TUS GARRAS, SUERTE QUE ESTOY LEJOS...SI NO SALGO ARAÑADO...SUERTE O DESGRACIA
uN BESO Y VAMOS CON SUS HORMONAS ... QUE SON DIVINAS....

Zulymaruy dijo...

Goyoooooo¡¡¡¡ que te había dejado de lado, disulpassss¡¡¡ Puff, no sé tú, pero yo -como el Luismi- o a mí, las hormonas otras que entrecruzamientos me juegan, eh? Pero estoy contenta porque he andado por otros blogs donde, palabras mas o menos, el post hablaba de este "asunto" y es tal cual. Los hombres dicen no entender a qué se deben estos "cambios" de humor tan radicales, pero confieso que en mí se da así ¡y a ésta altura de la vida, amigo mío, dudo que las cosas cambien¡¡
Un abrazo pa´tí y gracias por pasar. (He leído los poemas en tu blog y puffffffffffffff, otra que "me sube la bilirrubina¡¡, jajajajaja)