BIENVENIDA

martes, 8 de marzo de 2011

Interrogantes


“Fue sin querer, no hubo intención. La excusa pudo ser…….*” cualquiera; que coincidimos ante el mismo cuadro de Carlos Páez Vilaró; que en un momento escuché tu voz dando su opinión -miré hacia los costados y estaba sólo yo a tu lado- y dejaste colgado un signo de interrogación al cual me así para dar la mía; que me pediste te tomara una foto junto a Agó y te llamé “cholulo” –aunque yo también tuve la mía-; que nos sentamos luego en la cafetería del museo de cara al mar y vos me hablaste de  la “uruguayéz”  malentendida que tenemos; que en parte me identifiqué  cuando me explicaste que los uruguayos, bajo ese manto de amigables y nobles del que hacemos alarde y tenemos fama frente al mundo, somos bastante soberbios y no nos gusta demasiado que nuestra “sociedad intelectual” tenga mucho jet set, como si las cámaras y los flashes les fuesen a quitar  profundidad de contenido a nuestros artistas y a sus obras ; que nos gustan los halagos –nadie sube a un escenario con la esperanza que no le aplaudan, o escribe un libro para que nadie lo lea- pero la estrategia “bajo perfil”  pretende demostrar  que no importa cuántos, sino quienes aplauden, aún cuando estos últimos no basten para que un artista pueda subsistir  solamente de su obra; que llegó una visita guiada de alemanes y nos pidieron a ambos les tomásemos fotos y luego nos pidieron que posáramos para llevarse una nuestra……….. y nos divirtió la idea¡; que hasta se nos cayeron lágrimas de risa ante anécdotas de tu orilla y de la mía; que disfruté como hacía mucho no lo hacía, esa tarde juntos.
Y de pronto, vi tus ojos verdes transformándose en naranjas cuando el ocaso se instaló en ellos. No me di cuenta de lo rápido que transcurrió el tiempo. 
Salimos del lugar sin  promesas por cumplir, ni página de ruta coincidente, aunque yo guardaba  la ínfima posibilidad de que la jornada en común, no hubiese acabado todavía. Nos despedimos en la puerta con un beso en la mejilla. Tenía mi coche mas lejos que el tuyo por lo que caminé y cuando me estaba acercando, colocaste el tuyo a mi lado y  preguntaste: “vamos hasta el mar a ver nacer la luna?”. Y una vez mas, me prendió tu interrogante.

* La frase inicial entre comillas, pertenece a la canción de Ruben Blades “Sin querer queriendo”

23 comentarios:

Oscar A. Bacchetta dijo...

Epa!!!. Redondito y concreto el cuento "Interrogantes". Me sorprendí agradablemente. No es sencillo escribir un cuento armado y con un cierre tan intrigante.
Como lector tengo autoridad suficiente como para felicitarte...ahora leeré otras cosas...agarrate que no todo serán rosas, tambien pueden llegar los palos.
Para este cuento...9,50...(nunca hay que poner 10 para incentivar el trabajo ...jaaaaaa, asi les decía a mis alumnos)

Zulymaruy dijo...

Gracias Oscar¡¡¡ Había leído antes tu comentario en Face, sin entrar y encontrarte aquí, mi rincón.
Podés leer del derecho y del revés cuánto quieras y gracias por el puntaje :), te prometo que si incentiva y ya sé que no siempre serán rosas¡¡¡
Un besote

Anónimo dijo...

Estimada, como siempre me gusto mucho sos de esas mujeres que no dejas de sorprender ......
Daiana

Zulymaruy dijo...

Daiana gracias¡¡¡ Espero seguir sorprendiéndome yo también frente a la vida.......... aunque sabés bien que no siempre las "sorpresas" son buenas, no? Vos mejor que nadie sabe a qué me refiero.
Un besote Daia para vos y para tus hombre y medio :)

UnAngel dijo...

Bonita fotografía de una coincidencia, aunque, las coincidencias no existen :-D

Seguro que prendiste un hilo a ese interrogante que te prendió.

Un beso

Zulymaruy dijo...

Angel hola¡¡¡ Las coincidencias no existen y los Reyes Magos son los padres, no?,. Tanto tiempo sosteniendo que no existen casualidades, sino causalidades, sin embargo ¿qué es lo que me lleva a determinar cuando algo es causalidad? ¿en qué momento soy consciente de eso -esto es causalidad no coincidencia-, cuando estoy viviendo el momento , o recién después que pasó?
Hay ocasiones en la vida, en las que te agarrás hasta de un rayo o del punto del signo de interrogación. Lo bueno es cuando el de interrogación se vuelve de exclamación¡¡¡ jajajaja
Un besote

UnAngel dijo...

Para mi la causalidad es cuando la reacción es motivada por nuestro deseo, consciente o inconsciente, en base a un estímulo procesado por nuestra mente y que genera dicha respuesta.
El resto, lo que no depende de nosotros, son casualidades, de esas que no existen :-D

Un beso

Zulymaruy dijo...

Angelus, sos la mosca cojonera en éste dilema, eh?....... la casualidad es que vos estés en un bar y veas por la ventana pasar por la vereda a una chica en la que tú repares p.ej.- La casualidad es que al rato, esa chica esté a tu lado en la barra, pidiendo un trago. A partir de ahí operará -o no- la causalidad, ya sea que busques un tema directamente con ella, u opines en voz alta y como al aire, sobre la música de fondo p.ej.
Casuales casualidades.
Un beso

ITXASO dijo...

Has visto Zully ...hasta la gente mas entendida que yo te dá la máxima nota ...sigo animandóte a escribir ese libro que será magnifico ..Ya hablaremos y té daré algunas ideas para que tú con ese don que tienes compartamos a medias un gran premio ajaja..Estoy mejor MUXUS

Marple dijo...

Hello ZU:

me encantó la anécdota.
Como aún no he leído todo tu blog, cosa que acostumbro a hacer cuando alguno me gusta como el tuyo,te quiero preguntar si esto que contaste es cierto o si escribes cuentos intercalados con experiencias personales.
De lo que estoy segura es de la existencia de tu gata,ajajaj,conozco muy bien los felinos.

Es un placer leerte.

un beso

Zulymaruy dijo...

Pilarica¡¡¡¡ Cómo va mi vasca bella? ya estamos compartiendo ese premio que nos darán por chulas solamente, ahí, en la alfombra roja en San Sebastián, jajajajajja. Sólo que vos estarás negraaaaaaa por éste verano que ya pronto comienza y yo blanco teta. Gracias amiga. Y sería muy bueno que retomaras tu actividad bloguera, no? en aquél de MM te fue de maravilla. Anda, comienza uno nuevamente para inaugurar tus post ahora, con tu touch psicoanalista¡¡¡ . Besotes mil y ojo con los de boina, que esos tienen cara de "yo no fuí", pero se bajan tres cañas y les sale el otro yo jajajaja ♥

Hola Marple¡¡¡ Estuve por lo del Tata y te leí,¡felicitaciones a vos por esos 40 años juntos¡¡, ha de ser lindo, sin duda.
En cuanto a éste cuento, es un mixture: mitad realidad y mitad fantasía. Amo Punta Ballena, te juro que al retirarme quisiera poder irme a vivir ahí si pudiera, porque es -para mí- el paraíso terrenal. No hay vez que vaya, que no visite Casapueblo, a veces solo para tomar un café y quedarme mirando ese mar bellísimo aún en invierno; alguna vez en compañía de amigos de la vecina orilla :), de otros lares o de aquí mismo.
Creo que todo cuento tiene una dosis -aunque ínfima- de realidad, como Estrázulas cuando escribió "Pepe Corvina". Parte de una conversación que escuchó él cuando tenía creo que 6 años. Y de ahí, se desarrolla todo el cuento.
Sin embargo tengo historias como "Incertidumbres", que es la mas dura que me ha tocado vivir hace relativamente poco, que es 100% mi vida.
Pero a partir de ahora, etiquetaré de otra forma por lo que me dices y me ayudó tu comentario.
Un besote grande por ahí y nos leemos

Marple dijo...

Es que si fuera verdad, yo le hubiera dicho que es una mala costumbre de los porteños (en general)tratarnos como hermanitos menores.
Cuando ellos necesitan más aplausos vienen por acá y declaran: el público uruguayo es maravilloso!
Mi historia habría terminado ahí no más,ajajaj.

besos

Zulymaruy dijo...

Marple, esas líneas referidas a "nuestros artistas", no esta dirigida a nuestros artistas mas populares concretamente, sino mas bien a las camarillas que se forman detrás de ellos, revestidas de una falsa "bohemia intelectual" -que existe en nuestro medio- carente de humildad y con poco aguante a las críticas y a la intromisión de ajenos a lo que consideran "su" medio. (Intenté meter un punto para respirar............. pero no pude¡, jajajaja) Besotes Marple :)

Anónimo dijo...

ayyyy!

Sue dijo...

Desde Colombia llegué a este blog y no sabes lo identificada que me he sentido contigo, ya verás hay muchas cosas en común. el cuento , me encantó! siempre estamos encontrandonos , encuentros casuales o forzados pero siempre encuentros! me gusta tu actitud en este blog. yo estoy comenzando el mio , y me gustaría que tu te pasaras y me hicieras sugerencias. a esta edad hay mucho que decir y contar....
estaré muy de seguido por aquí!

un abrazo

Zulymaruy dijo...

Sue, hola y encantada por tu visita y éste "encuentro"¡¡ Verdad que si ocurren en forma casual o causados, pero en fin ¡qué bueno que existen¡
Me alegra que estés comenzando tu blog, verás que te irá genial. Prometo que te visitaré también yo a tí.
Besotes y nuevamente, gracias

Anónimo: espero estés bien luego del golpe¡¡¡ :)

Soñadora dijo...

Excusas podemos encontrar siempre, encuentros como el de tu relato, con esa "química" no tan a menudo. Me gustó leerte!
Besitos,

Tanta Belleza Inútil dijo...

Cada día más lindo tu blog.
Siempre con lindas palabras.

Un beso grande!
Buena semana!

Zulymaruy dijo...

Soñadora hola¡¡¡ Por cierto que esos encuentros ocurren, aún cuando no exista la química que le hacemos emerger en un cuentito, verdad? Pero el encuentro tuyo con el arcoiris, ese no fue invento y fue precioso¡¡¡ Y vaya que sí hubo química, a qué si? jajajajja Un besote y gracias¡¡



Porteñis, qué tal? Me alegra que te haya gustado. Pero mira que tú te andas largando últimamente muy bien, eh? Que ya se te ve a tí el hilo y lo vienes trayendo requete bien :)
Buena semana para tí también y nos leemos

iluso Luis dijo...

¡Pero que mogollón de comentaristas tienes ya, Zulyyyyyyyy! Y eso que la chula todavía no ha desfilado por la alfombra roja de SanSebas.

Interrogantes..., me gustan. Me gustan las interrogantes más que las interrogadoras. ¡Uno no puede saberlo todo y resulta muy creativo dejar que las cosas naden en los mares misteriosos!

Só Chula, un beso

Zulymaruy dijo...

Luisito holaaaaaa¡¡¡ tiempo sin verte, enhorabuena¡¡
Oye, yo creo que a tí te gustan las interrogadoras también¡¡¡ y las interrogantes prefieres dejarlas así, a su aire, como quien no quiere la cosa. No me dirás que cuando acuden a tu seccional a hacer alguna denuncia, no eres tú quien interroga bien interrogada, pillo¡¡¡¡ :)
Sigue dejando tus cosas navegar en tus mares misteriosos,
Un besazo gigante pa´ti

iluso Luis dijo...

Zuly, eso se acabó para mí. Después de veinte años recogiendo denuncias en la Inspección de Guardia, ahora he metido cabeza en los Servicios Comunitarios, donde hago de todo un poco sin perder mi condición de poli, pero sobre todo ayudar a la gente con problemas. Me resulta más gratificante. Los interrogatorios y la tramoya en los interrogatorios de policía bueno-policía malo ( papeles que intercambiaba según la conveniencia), se acabaron. Lo mejor, el horario: de lunes a viernes seis horitas por la mañana y nada de turnos ni noches ni festivos ni su puñetera mother. ¡Me lo merezco!

¿Sabes lo que más he odiado de esos veinte años recogiendo denuncias y haciendo más preguntas que un niño de siete años? Que por su culpa no he vuelto a leer ninguna novela de Raymond Chandler ni de Agata Christie y me quedo dormido mientras Marga ve CSI y Huesos y Mentes Criminales.

Una putada

Ya te lo he dado, pero me da igual. Te doy otro: muáss!

Gloria dijo...

Hola hermana!!
Otra vez entretenida con tus pensamientos escritos!! Y mira que me adentre en esta interrogante y vivi el momento, dime que hiciste con el amanecer viendo el mar?? Acaso lo que yo hubiera hecho?? La verdad, disfrute mucho leyendo y haciendo figuraciones en esta mente que cada día esta más en lo que tu sabes!!1
Besis para ti hermana Latina.